El Consejo de Ministros ha aprobado medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades.

Entre otras medidas, se establece un plazo de tres años para que las empresas de más de 50 personas elaboren y apliquen un plan de Igualdad, dos años para las de 100 a 150 y un año para las de 150 a 250. Hasta ahora sólo era obligatorio para empresas con más de 250 personas. Por otro lado, las empresas están obligadas a inscribir dicho plan en el Registro de planes de igualdad de las empresas.

Obviamente, eso es lo que exigirá la ley. Pero una empresa responsable puede ir mucho más allá y establecer una política que proteja el equilibrio entre la vida personal y laboral, o la conciliación de turnos en caso de padres/madres que trabajen en la misma empresa. Incluso puede extenderse la Política de Igualdad de la empresa, y que ésta contemple elementos de gestión de la diversidad, ya que, lamentablemente, la brecha hombres y mujeres no es la única brecha que existe.